Pensión Alimenticia en Chile: 4 Factores para el Cálculo

pension alimenticia abogado

¿Quienes pueden pedir Pensión Alimenticia? ¿Como se calcula? ¿Se debe seguir pagando si el hijo trabaja? ¿Puede la madre no trabajar?

A continuación exponemos los elementos generales que se deben conocer en materia de pensión de alimentos. Se omiten casos de laboratorio o de muy extraña aplicación dado que la guía esta pensada para el publico común.

¿Quien puede pedir Pensión Alimenticia?

  1. Puede pedir alimentos el Cónyuge: Mientra persista el matrimonio, aún separados, el otro cónyuge puede demandar alimentos para si. Mientras exista el matrimonio se mantiene vigente el deber de socorro manifestado en la pensión de alimentos.
  2. Puede pedir alimentos el Hijo o nieto: El caso más común. El hijo, por si o por su representante legal, puede demandar al padre que no tiene su cuidado personal.
  3. Puede pedir alimentos el Padre: Piensese en el padre ya anciano a quien no le alcanza la pensión de vejez. En este caso puede demandar a sus hijos para que aporten con sus gastos mensuales.
  4. Los Hermanos: Caso más extraño, pero piensese en un hermano a quien la vida no le fue fácil, mientras que a tí si. Ese hermano podría en teoría demandarte para que le ayudes en su estado de necesidad.

¿Qué debe cubrir la pensión de alimentos?

La pensión de alimentos no solo comprende lo imperioso para existir (la comida, el vestuario y un lugar donde vivir). Esta no solo abarca lo preciso para que la persona que los solicita pueda desarrollarse espiritual y materialmente. Incluye también items como actividades recreativas y de esparcimiento, entre muchas otras.

Es importante señalar que la pensión alimenticia no se da como un monto directamente proporcional a lo que gana el padre. Esta se otorga en la medida que sea necesario para los gastos del menor. En otras palabras, si el menor gasta 500 y el padre gana 2000, no se le podría dar al hijo 1000. La pensión de alimentos está destinada a cubrir sus gastos en conjunto con la madre.

Edad mínima y máxima para demandar alimentos.

Hasta los 21 años se debe pagar si o si. Luego de los 21 años hasta los 28 si es que está estudiando. Ulteriormente al límite de los 28 años sólo se seguirá pagando en la medida que el menor sufra de invalidez física o mental. Cabe hacer presente que hasta el rango de los 21 años no se debe perder de vista dos cuestiones:

  1. los gastos que debe cubrir el padre son los de su hijo. En consecuencia, si por ejemplo la hija antes de los 21 años tiene la suerte de convertirse en madre, ella no podría pedir una suma de alimentos considerando los gastos de su bebé. Sólo podría hacerlo en la medida de que habiendo intentado demandar al padre del bebé, dicho intento haya sido infructuoso.
  2. Siempre se concurre en la medida que exista un estado de necesidad. En ocasiones los hijos luego de terminada la educación media, no continuan estudios y se dedican a trabajar. En este caso si los alimentos ya estaban decretados y el hijo genera ingresos, se puede solicitar la rebaja de estos y, si no estaban decretados, indudablemente reduce el monto que debe pagar el padre. Evidentemente, distinta es la situación si el hijo estudia y además trabaja para pagar sus estudios.

En el caso de los hijos de 28 años ocurre algo similar. El curso normal de las cosas es que cerca de los 23 o 24 años los estudios universitarios hubieren cesado. En este caso se debe presentar una demanda por cese de alimentos. Los alimentos menores no cubren estudios de magister u otros posgrados. Tampoco una segunda carrera.

Rebaja de Alimentos, Aumento de Alimentos y Cese de Alimentos.

La pensión de alimentos y su determinación son por naturaleza mutables, es decir, a diferencia de sentencias de otro tipo, se puede revisar en tanto exista un cambio de circunstancias.

¿Que es el cambio de circunstancias? 

Cambio en cualquiera de los factores que llevaron a determinar la pensión de alimentos. Por ejemplo, que el menor gaste más, la madre gane menos o alguno de los padres quede cesante. En la medida que exista un cambio de circunstancias, puede solicitarse el aumento o la rebaja de la pensión de alimentos.

Respecto del cese de los alimentos, estos proceden cuando se extinguen las circunstancias que permitian exigir su pago. Por ejemplo, el hijo sobre los 21 años terminó los estudios, o cumplió 21 y se dedicó a trabajar. Otro caso es cuando hay un divorcio y por ende ya no se tiene que pagar alimentos a la cónyuge.

Lo importante es que esto no opera automático, para bien o para mal, se debe declarar judicialmente, sea por vía de demanda o aprobación de transacción o avenimiento.  Asi, aún cumplidos los requisitos, si no se tramita el cese de alimentos, se sigue acumulando deuda.

¿Hasta cuándo se paga la pensión de alimentos?:

  1. El monto de la pensión se pagará hasta los 21 años si el hijo no estudia.
  2. Hasta los 28 si es que el hijo está estudiando
  3. Con más de 28 continuará solo si el hijo tiene algún tipo de invalidez física o mental que no le permita sostenerse solo.
  4. Hasta que el hijo o hija se case, es decir, por matrimonio.
  5. Hasta que el estado de necesidad por la pensión del hijo desaparezca por tener el hijo una capacidad económica que le permite bastarse por si mismo, por ejemplo, si gana $2.000.000 y sus padres el sueldo mínimo.
  6. Si se pagan al cónyuge, hasta que divorcio.
  7. Se deja de pagar si el hijo fallece. La pensión de alimentos no se hereda.

¿Como se calcula el monto de la pensión de alimentos

Muchas veces quienes pretenden demandar de alimentos menores (“pensión alimenticia” o “pensión de alimentos“, para el ciudadano de a pie), preguntan cuanto les corresponde de pensión si el papá del menor, o quien debe pagar alimentos, gana X cantidad de dinero al mes.

Este concepto es errado. A continuación veremos por qué.

1º Factor: Gastos del menor.

El primer factor a considerar es cuanto gasta el menor. ¿Que tipo de gastos se consideran? prácticamente todos los necesarios para que el menor alcance su máximo desarrollo personal posible. Esto incluye desde lo mínimo como Educación, Salud, Vivienda, Servicios Básicos, Vestuario, Alimentación, Cuidado Personal, Transporte, Recreación, entre muchos otros.

¿Cual es el límite? en realidad es un mínimo y maximo al mismo tiempo: La posición social del menor. Nuestra legislación no contempla que la “pensión alimenticia” o “pensión de alimentos” se pague en base a lo mínimo para sobrevivir, sino que a aquello para vivir modestamente dentro del status social que el menor tenía al momento de la separación de los padres. En consecuencia, dependiendo de esto en ocasiones, por ejemplo, un gasto en clases de ballet si podría considerarse gasto. En otras, no.

2º Factor: Ingresos de la madre

El segundo factor es determinar cuanto gana la madre. Básicamente corresponde a los ingresos mensuales y los gastos. Al respecto, cabe hacer presente dos cuestiones:

  1. A los Juzgados de Familia por regla general no les gusta la postura de la madre que no trabaja porque “no puede”. Si no lo hace, su abogado tendrá que tomar la mejor estrategia para afrontar el juicio. Evidentemente no haremos público como nosotros abordamos esa situación, pero esta caricatura es de las más odiadas por los jueces.
  2. Los gastos del menor son eso: Los gastos del menor. Así por ejemplo, si estamos en el caso de una madre que vive con su hijo único, no corresponde ingresar como gasto del menor la totalidad del arriendo, la totalidad de la alimentación, la totalidad del gasto en cuentas, etc, sino que la proporción que le corresponde al menor.

3º Factor: Ingresos del padre

¿Cual es lo máximo que se paga por pensión de alimentos? ¿Cuánto es lo mínimo que se paga por pensión alimenticia?

Una vez que está determinado cuanto son los gastos del menor, debemos tener en consideración que la ley contempla un monto “mínimo” y un monto máximo para el pago de la pensión de alimentos.

El monto mínimo corresponde al 40% de un sueldo mínimo por un hijo. Si hay más de uno, es decir, de dos hacia arriba, el 30% de un sueldo mínimo para cada uno, mientras que el máximo corresponde al 50% de los ingresos mensuales del padre o de quien deba pagar la pensión de alimentos.

El monto “minimo” se expresó entre comillas, porque en ocasiones este monto puede ser menos.

La ley señala que el juez podrá determinar menos que el mínimo si es que los ingresos del padre son tales que fehacientemente se puede observar que no puede pagar más.ingresos del padre y de la madre.

Respecto del máximo, corresponde al 50% de sus ingresos. Esto contempla la totalidad de lo pagado por concepto de Pensión Alimenticia en un sentido amplio. En consecuencia, si el padre tiene una deuda de alimentos y está tratando de ponerse al día con una cuota adicional, esta incluida dentro del 50%. Asi mismo, la compensación económica pactada en cuotas también se cobra como si fuera una pensión alimenticia, por lo que queda cubierta por el máximo del 50% de los ingresos.

4º Factor: Proporcionalidad

La ley señala que tanto el padre como la madre deben concurrir a los gastos de los hijos en proporción a sus ingresos. En consecuencia, luego de determinados los gastos del menor, los ingresos de la madre y los ingresos del padre, según la diferencia que haya entre dos últimos saldrá la cifra con la que cada uno debe concurrir al desarrollo de su hijo. Ejemplo:

  • Gastos del niño: $120.000 mensuales.
  • Ingresos de la madre: $250.000
  • Ingresos del padre: $500.000
  • Proporción entre padre y madre: En este caso la relación es 1 es a 2, por lo tanto, el padre gana el doble que la madre, por lo tanto tendrá que aportar el doble que la madre en los gastos del hijo. En consecuencia: La madre tiene que cubrir $40.000 mensuales, mientras que el padre pagará una Pensión Alimenticia de $80.000.

Todos los casos tienen excepciones, pero estas reglas aplican a la gran mayoría de los casos.